Chungui

Biodiversidad, historia, cultura viva

Escribe: María Alvarado 
Publicado en el suplemento dominical del diario La República 
22-12-1991

Un compositor Ayacuchano cuya Ranulfo Fuente
obra y vida resumen bien el destino 
de un Pueblo marcado por violencia.

En el Pukaray, frente a la Plaza de Armas de Ayacucho, un hombre de ojos negros grandes y mirada profundo apura el caldo de res, humeante. Es delgadísimo; más bien pequeño. Tiene el rostro marcado por la intensidad de 47 años vividos .Hoy sus dedos largos y huesudos no desgarran las cuerdas de guitarra en su casa de San Sebas (San Sebastián), el barrio más bonito  de Ayacucho. Tampoco  entona con voz grave algún huayno. Está frente a la Plaza de Armas, en un pequeño restaurante , tratando de saborear el caldo de res , sin quemarse la boca .Una voz nasal , devuélveme a mi chica, puro rock español, Hombres G, se escucha por radio Wari. En una mañana huamanguina, tomando desayuno que parece más bien almuerzo, empieza nuestra conversación con el notable compositor de música andina Ranulfo Fuentes.

Leer más: Ranulfo, el hombre

LLegué a Chungui a mediados de mayo del año 1987. Eramos un grupo de ocho soldados los cuales habiamos quedado varados en ANDAHUAYLAS a falta de vuelos de helicoptero, el grupo principal habia llegado una semana antes.

Todos teniamos el fresco recuerdo de haber pasado una humillante y denigrante "perrada" en el ardiente desierto de Locumba en Tacna, y conociamos de la locura enfermiza de quienes tienen el poder, y lo que se siente estar sin voz, sin nadie a quien recurrir.

Durante el tiempo que permanecí en este lugar no hubieron detensiones arbitrarias, ni mucho menos muertes ocasionadas por personal de la base. Ya que la gran mayoria de nosotros (y me incluyo) no lo hubiese permitido.

Leer más: Testimonio de Wilmer Motta

© Moner Lizana, todos los derechos reservados.
Está permitido reproducir los textos e imágenes de este sitio citando obligatoriamente la fuente